Creer es crear 2018-11-05T21:17:53+00:00

Creer es crear: prácticas centradas en la familia

Colaboramos junto a la familia para dar respuestas a las necesidades y preocupaciones en su entorno real (hogar y comunidad).

¿Por qué una intervención centrada en la familia?

La Andragogía es la disciplina y conjunto de técnicas encargada de enseñar a personas adultas. Los profesionales tenemos más capacidad de provocar cambios en los adultos que en los niños/as. Se trata de enseñar y orientar el aprendizaje que haga competente al cuidador principal del niño/a para dar respuesta a sus necesidades.
El objetivo es conseguir aprendizajes funcionales que mejoren no sólo la calidad de vida del niño/a, sino la calidad de vida familiar. (Capacitación familiar).

Una hora de intervención directa con el niño/a, ofrece una hora de oportunidades de aprendizaje semanal. Sin embargo, si capacitamos a la familia durante una hora, ésta podrá ofrecerle un mundo de oportunidades de aprendizaje.

Cuando sumamos nuestro trabajo, el resultado es mayor

El aprendizaje es mayor con la exposición a actividades libres, voluntarias, repetidas y variadas, por lo que el hogar es un ambiente más óptimo para crear y aprovechar las oportunidades diarias que surgen en las rutinas familiares.
Ofrecemos una colaboración con el sistema familiar para fortalecer sus capacidades y movilizar los recursos que sean necesarios con el objetivo de mejorar su funcionamiento. Establecemos junto con la familia un plan individualizado, en el que ellos con nuestra ayuda, serán los encargados de llevar a cabo. La familia es quien más tiempo pasa con los niños/as, por tanto quien más puede influir en su aprendizaje y desarrollo.

¿En qué consiste el programa?

1. Nos conocemos

Os contamos como funciona el programa y resolvemos posibles dudas.

2. Evaluamos

Nos trasladamos al hogar para conocer a la familia y saber cuales son vuestras preocupaciones realizando una evaluación completa.

3. Acordamos

Establecemos un programa de intervención familiar y un horario de visita y comenzamos a colaborar.

4. Puesta en marcha

Realizaremos visitas periódicas para revisar, evaluar y/o establecer nuevos objetivos y llevar un adecuado seguimiento.

¿Qué opinan las familias que acompañamos?

“La capacitación familiar para mi ha supuesto entender el Autismo y conseguir herramientas para ayudar a mis hijos en su día a día” Merche, madre de dos adolescentes de 13 y 16 años.

“Mediante la capacitación familiar hemos conseguido que nuestros hijos aprendan de manera natural, creando infinidad de momentos para enseñarles” Javi, padre de un niño de 6 y otro hijo de 10.

“Con la capacitación familiar hemos puesto voz a nuestros hijos, porque la tienen. También ha mejorado nuestro tiempo de ocio en familia.” Lourdes,
madre de dos niños de 10 y 6 años.

“La capacitación familiar me ha ayudado a fomentar la autonomía de mi hijo en casa y a conocer y atender mejor sus necesidades sensoriales”. Laura, mamá
de un niño de 5 años.

“Gracias a la capacitación familiar hemos cambiado frustración e inseguridad por tranquilidad. Convertir dos mundos enfrentados en uno unido es lo que más destacaría” Raúl, padre de un niño de 6 años.

“La capacitación familiar ha mejorado nuestra calidad de vida; hemos aprendido a entender mejor a nuestro hijo y anticiparnos a situaciones que antes nos desbordaban” Juan y Virginia Padres de un niño de 7 años.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies